¿Tetina anatómica o redonda/fisiológica?

La forma anatómica se suele recomendar en los bebés que están siendo amamantados, ya que se adapta mejor al paladar e imita el pecho de la madre. Eso sí, solo tiene una posición y se debe colocar de forma correcta en su boca, además de vigilar que no lo mueva y lo tenga mal colocado.

En cambio, la forma redonda o tetina fisiológica es plana y simétrica, y aunque es menos natural, siempre está bien colocada en la boca del bebé, de manera que no importa si el bebé gira el chupete.

¿Cuándo hay que cambiar de chupete?

Los chupetes no tienen una duración determinada, ya que depende de la frecuencia y de la fuerza a la hora de chupar por parte del bebé. Por esa razón.

Aún así, es importante cambiarlos cada mes/mes y medio y revisar con regularidad el estado del chupete, para evitar que una rotura del mismo pueda provocar riesgo de asfixia.

¿Qué se debe comprobar? Sobre todo, si hay agujeros o está a punto de romperse, pero también si pierde color o se vuelve pegajoso.

En cualquier caso, con nuestra suscripción te ahorras complicaciones.

¿Qué dice la pediatría sobre la lactancia y los chupetes?

Los profesionales de pediatría suelen dar unos criterios generales a tener en cuenta a la hora de introducir el chupete.

Así, primero de todo, recomiendan la lactancia materna exclusiva al menos los 6 primeros meses de vida. Pero en caso de una lactancia artificial, es importante usar el chupete.

También debemos recordar que aunque el chupete es una herramienta útil para calmar a nuestro bebé, hay otras formas de hacerlo, como es el contacto con piel o que succione el dedo del padre o la madre.

¿Cómo y cuándo limpiar el chupete?

Tras la compra y antes del primer uso, es aconsejable lavar el chupete con agua y jabón, y enjuagarlo bien. De todos modos, a veces se recomienda hervirlo durante 5 minutos para eliminar posibles restos químicos. Es aconsejable repetir esta rutina incluso cuando el bebé ya lo esté usando.

¿Y si se cae al suelo? Pues hay que ponerlo bajo el grifo con agua caliente y listo.

¿Y si se cae en la calle? Mejor añadir jabón al agua caliente.

Y 2 últimos consejos:

  1. Hay que llevar siempre un chupete de repuesto por si el del bebé se ensucia, rompe o pierde.
  2. Si el chupete es de silicona, como el nuestro, se puede lavar en el lavavajillas. Si es de látex, mejor lavarlo a mano.

50% de descuento el primer mes.

Solo 4,95€. ¡Sin gastos de envío y sin permanencia!

Deja una respuesta